En MARCOLIN cada día se fabrica un modelo diferente". El equipo de creativos junto al de dirección, ha trabajado en concebir los prototipos que saldrán al mercado un par de años más tarde. Lanzan una treintena de piezas para la colección de cada firma -15 de sol y 15 ópticas-, salvo para Tom Ford, para la que diseñan 50 modelos distintos.

"Si hay algo que diferencia las gafas de otros productos premium es que representan algo aspiracional, pero que se puede comprar y, lo que es más importante, enseñar. Algo que no pasa con los cosméticos o los perfumes", defiende Zoppas. No es extraño que haya quien no salga de casa sin gafas.

MARCAS